INCONTINENCIA URINARIA, PREVENCIÓN.

 

Dra. Yolanda Puentes

Eulalia Pujol (Fisioterapeuta)

 

 

INDICE

 

 

 

Introducción

  1. tipos de incontinencia urinaria
  2. causas
  3. diagnóstico
  4. medidas higiénico dietéticas
  5. fisioterapia
  6. tratamiento
  7. autores y colaboradores
  8. bibliografía

 

 

INTRODUCCIÓN

 

Algunos deportes que requieren saltos e impactos como aerobic, atletismo, footing….provocan un aumento de la presión abdominal. Si no se toman las medidas oportunas se debilita el tono muscular pélvico y a la larga provocan incontinencia de orina. Debido a que es un problema frecuente y que se puede prevenir y/o corregir, hemos preparado este artículo para que sirva de prevención en un problema tan común como molesto en corredor/a.

 

La incontinencia urinaria es una alteración que ocurre con cierta frecuencia en corredores, un 15% de mujeres de 35 años y un 28% de mujeres de 55 años la padecen. En general un 50% de la población mujeres y varones  adultos mayores sufre algún tipo de incontinencia de orina. Es un problema importante por su frecuencia y por la incapacidad que produce en quienes la padecen, de aquí la importancia de su prevención. Alrededor de un 75% de mujeres tendrá un episodio de incontinencia a lo largo de su vida, y en atletas que compiten y entrenan con frecuencia se ha observado que pueden tener episodios de incontinencia.

 

La IU (incontinencia Urinaria), es la pérdida involuntaria de orina a través de la uretra, ocasiona un problema higiénico/social, y puede demostrarse objetivamente. Sigue siendo un problema descuidado a pesar de ser susceptible de tratamiento y en muchos casos curable.

 

Con la edad se va perdiendo la capacidad vesical, la posibilidad de retrasar la micción y la velocidad de flujo urinario. La presión de cierre máximo de la uretra y la longitud de la misma se reducen en las mujeres, y en los hombres se produce un aumento del tamaño de la próstata.

 

1. TIPOS DE IU:

 

a. Incontinencia de esfuerzo o incontinencia de estrés:

 

Se produce con el aumento de presión abdominal, al hacer esfuerzos físicos, al correr, toser, estornudar, reír, etc. La pérdida de orina es escasa y no ocurre cuando estamos tumbados. Es el tipo de IU más frecuente en mujeres, afecta a un 20%. Los músculos que sostienen el piso pélvico se debilitan, no hay adecuado sostén y cierre de la uretra y se produce la IU.

 

b. Incontinencia de urgencia o urgencia miccional:

 

La salida de orina se asocia al deseo imperioso de miccionar. Es una pérdida involuntaria acompañada o precedida por urgencia miccional. La necesidad de orinar se presenta de manera repentina, la pérdida de orina se produce antes de iniciar la micción voluntaria, a diferencia de la incontinencia de esfuerzo, se puede presentar estando tumbado. Puede producirse por inestabilidad del músculo que contrae la vejiga urinaria, que se denomina Detrusor (40-70% de los casos en adulto mayor, aunque también se encuentra en jóvenes).

 

c. Incontinencia Mixta:

 

Pérdida involuntaria de orina que se presenta con urgencia y al hacer ejercicio, correr, toser, estornudar, esfuerzos. Coexisten los mecanismos responsables de las dos anteriores.

 

d. Incontinencia por rebosamiento:

 

Hay salida de la orina debido a la incapacidad de la vejiga de hacer un vaciado completo. Es menos frecuente que las anteriores, se asocia a una disfunción de la vejiga (vejiga atónica o hipotónica), también asociada a obstrucción del flujo urinario.

 

e. Incontinencia funcional:

 

Pérdida de orina asociada a incapacidad de ir al baño por trastorno mental y/o físico, resistencia psicológica u obstáculos ambientales.

 

 

2. CAUSAS:

 

a. Incontinencia de esfuerzo existe debilidad y laxitud de los músculos del suelo pélvico en relación con la obesidad, embarazos, partos, trabajos pesados. También se ha relacionado con el asma y  el uso de relajantes musculares. En hombres ocurre en  aquellos que han sufrido daño en el esfínter interno por procedimientos urológicos.

 

b. Incontinencia de urgencia, la causa es una irritación crónica de la vejiga. Se ha puesto en relación con personas que sufren infecciones urinarias de repetición, en personas intervenidas de vejiga, por déficits de estrógenos en la menopausia, diabetes, esclerosis múltiple, y uso de fármacos como diuréticos. También en alteraciones de la columna vertebral. Existe una inestabilidad motora o sensorial del músculo detrusor, aislada o asociada con una anomalía como cistitis, cálculos, obstrucción del flujo urinario, etc.

 

c. Incontinencia por rebosamiento: Falta de tono de la vejiga, por alteraciones tras anestesia, pruebas médicas, por medicamentos como narcóticos. Diabetes Mellitus con afectación del sistema nervioso, hipertrofia de próstata, etc.

 

d. Incontinencia funcional: Factores psicológicos como depresión, ira y hostilidad. O por trastornos neurológicos.

 

Causas generales

 

Infecciones urinarias recurrentes, estreñimiento, hipertensión arterial, problemas de espalda, fármacos: diuréticos, estrógenos, antidepresivos,  hipnóticos, laxantes, antipsicóticos, sedantes, bloqueadores del calcio, antihistamínicos, medicamentos para la tos y gripe, ventolin (salbuterol),Tabaquismo, consumo elevado de cafeína, alcohol y bebidas gaseosas, índice de masa corporal elevado.

 

3. DIAGNÓSTICO:

 

La mayoría de trastornos pueden ser detectados por nuestro médico, que tras una entrevista exhaustiva (severidad y características de la incontinencia, ¿se le escapa alguna vez la orina?, ¿ha tenido molestias urinarias recientemente?, ¿le preocupa la incontinencia de orina?), realizará un examen físico general y según la orientación diagnóstica completará con la derivación a un examen ginecológico, urológico, o neurológico según considere. Posteriormente realizará las pruebas que necesite para ayudar al diagnóstico, como cultivo de orina (urocultivo), analítica orina, análisis de sangre (glucemia, función renal, iones), ecografía reno-vesical, etc.

 

4. MEDIDAS HIGIÉNICO-DIETÉTICAS:

 

 

-          Reducir el consumo de bebidas excitantes (café, alcohol, té, bebidas con gas, etc.)

-          Disminuir la ingestión de bebidas por las tardes y noches.

-          Los fármacos que influyen en la IU se debe evitar que tengan su efecto por la noche (por ejemplo diuréticos).

-          La potenciación de la musculatura del suelo pelviano va a determinar una mejoría en pérdida involuntaria de orina.

-          La combinación con hábitos posturales y técnicas respiratorias son importantes igualmente para evitar la IU.

-          Ropa a utilizar, deben ser fáciles de quitar para facilitar la micción.

      -     Realizar micción antes de ir a correr.

 

5. FISIOTERAPIA:

 

a.   Primera fase del tratamiento:

 

- Técnica del pipi-stop: debe usarse como aprendizaje, pero no como ejercicio. Se le pide al paciente que haga como si parase el chorro de orina, no debe hacerse durante la micción para evitar reflujos e infecciones, ya que al retener la orina, no se deja vaciar y puede provocar reflujo de la uretra.

 

Una vez se ha conseguido una buena contracción perineal podemos empezar a realizar un trabajo activo, en diversas posiciones: tumbado, sentado, de pie, en cuclillas, y más adelante integrar estas contracciones perineales en actividades cotidianas, ante el esfuerzo, la tos, etc.

 

- La técnica del biofeedback (mujer): mediante un aparato, y a través de señales visuales y/o táctiles, se muestra si la paciente realiza los ejercicios correctamente, si se realiza la contracción correctamente y si va ganando fuerza y tono muscular.

 

- La electroestimulación (mujer): mediante una corriente suave, se provoca la contracción pasiva sobre los músculos a tratar. Es una técnica indolora. Se utiliza un aparato de corrientes: interferenciales  o tens.

 

 

Técnicas complementarias:

 

- Ejercicios flexibilizantes de la columna lumbar: para reeducar alteraciones como hiperlordosis, rigideces, etc.

 

- Ejercicios de estiramiento: para acortamientos musculares de extremidades inferiores o zona lumbar. Nos remitiremos al artículo: http://www.championchip.cat/lliga2008/medicina/LUMBALGIA.htm

 

 

Movilización de anteversión/retroversión de la pelvis:

 

-  Posición: paciente en bipedestación (de pie)

-  Movimiento: realizar el movimiento alterno de anteversión y retroversión de la pelvis, 10 veces cada uno.

 

Anteversión: llevar el pubis hacia abajo y atrás y la cresta ilíaca hacia abajo y delante (separar el pubis del esternón)

Retroversión: llevar el pubis hacia arriba y delante y las crestas ilíacas hacia arriba y atrás (juntar el pubis al esternón), como cuando corregimos la postura para ponernos rectos.

 

 

- La respiración abdominal: tumbados, nos relajamos, tras espirar varias veces a fondo, hasta quedarnos sin aire en los pulmones, en medio inspiramos, veremos que el aire quiere entrar en los pulmones por si solo. Posteriormente, intentamos que la espiración sea lenta, larga y profunda, repetimos este ejercicio 8’. Tras esto, veremos como la inspiración será más profunda y el abdomen comienza a jugar un papel más activo. Al inspirar entra aire en los pulmones, el diafragma baja, el abdomen se hincha, así lo hacemos correctamente. Si situamos la mano izquierda sobre el pecho y la derecha sobre el abdomen, sentiremos que si es respiración abdominal la mano derecha es la que sube y baja, si es la mano izquierda la que se mueve es indicación de respiración torácica.

En resumen: al inspirar el abdomen se hincha, el diafragma baja, al espirar el diafragma sube y el abdomen desciende.

 

- Masoterapia: para relajar algunos grupos musculares y  Técnicas de relajación.

 

- Técnica de Energía Muscular: osteopatía. Es una terapia manipulativa dentro de la osteopatía y que la definiríamos como una técnica activa de relajación muscular.

 

b. Segunda fase del tratamiento:

 

  1. CONTRACCIONES DE KEGEL:

 

Los ejercicios de Kegel o ejercicios de contracción del músculo pubocoxígeo  sirven para fortalecer los músculos pélvicos. Consisten en considerar el abdomen como una unidad funcional, disminuyendo la presión y reforzando la faja abdominal. Se basan en contraer y relajar el suelo pélvico en  repetidas ocasiones. Sustituyen a las abdominales clásicas. Se harán vaciando la vejiga antes. En mujeres para IU, tras el parto, por estrés, para una satisfactoria relación sexual. En hombres son útiles en IU sobretodo secundaria a cirugía de próstata, eyaculación precoz, o para retrasar la misma.

 

a. POSICIÓN:

 

En decúbito supino (tumbado boca arriba), con las rodillas flexionadas y los pies planos apoyados sobre el suelo. La espalda bien apoyada, sin que exista espacio en la zona lumbar.

Una vez conseguida la posición, intentar crecer lentamente, como si algo tirara de la cabeza hacia un extremo y de los pies al extremo contrario. Respirar tranquilamente y soltar el aire (repetir unas 3 veces).

 

b. EJERCICIO:

 

Estas contracciones se realizan como si se quisiera retener la orina. Relajando abdomen y glúteos.

 

a) El rápido

 

Contraer y relajar los músculos del suelo pélvico (perineal o también llamado pubococcígeo) tirándolos hacia arriba (como si se quisiera detener la orina), mientras se respira suavemente, tan rápidamente como se pueda hasta que se sienta cansancio o transcurran unos 2 ó 3 minutos (lo que suceda primero). Empieza con 10 repeticiones cuatro veces al día hasta alcanzar las 50 repeticiones diarias.

 

b) El Lento

 

Contraer y relajar los músculos La duración de la contracción y de la relajación es de 5 segundos cada una. Se repite la serie 10 veces. Intentar aumentar progresivamente el tiempo de contracción y relajación.

 

c) El ascensor (mujeres)

 

La vagina es como tubo muscular con secciones en forma de anillo dispuestas una sobre otra. Imaginaremos que cada sección es una planta diferente de un edificio, y que se va a subir y bajar por el ascensor tensionando cada sección.

 

Contraeremos la musculatura un poquito, como si se subiera sólo hasta la primera planta, aguantaremos durante un segundo, y subiremos después hasta la segunda planta, contrayendo el suelo pélvico un poco más. Contraer como máximo hasta 5 repeticiones (5 plantas). Para relajar, aguantar también un segundo cada vez que “baje el ascensor”.

 

Los ejercicios de Kegel son esenciales para tonificar los músculos vaginales y volver a una vida sexual normal tras el parto.

 

2. GIMNASIA ABDOMINAL HIPOPRESIVA (G.A.H.):

 

G.A.H. consiste en una serie de ejercicios posturales creados por Marcel Caufriez con el objetivo de buscar una gimnasia abdominal que fuera beneficiosa para la faja abdominal sin efectos negativos sobre el suelo pelviano.

 

Esta técnica va encaminada a conseguir una disminución de la tensión intraabdominal,  activación refleja de los músculos de suelo pélvico y tonificación de la faja abdominal.

 

Estimulando la hipopresión mediante: activación de los músculos hipopresores: cuadriceps crural, serrato mayor, dorsales e iliolumbares y posicionamiento antigravitatorio: es decir, descenso y anteriorización del centro de gravedad.

 

Los ejercicios se realizan a ritmo lento, en respiración libre o apnea. Son posturas que se mantienen entre 10 y 30 segundos. Una sesión de G.A.H. puede durar de media hora a una hora. Se requieren varias sesiones para aprender correctamente todos los ejercicios, realizando de 3 a 4 ejercicios varias veces al día de forma cotidiana.

 

Estos ejercicios consisten en realizar una apnea tras una espiración completa, al mismo tiempo que se contrae el transverso del abdomen. De este modo se trabaja este músculo y se produce un reflejo de contracción del suelo pélvico muy efectivo, a la vez que se consigue una elevación de los órganos del periné por el cambio de presión. También podemos verlos en el artículo: http://www.championchip.cat/lliga2009/medicina/Pubalgia.htm

 

EJERCICIOS:

 

a) Bipedestación

 

Bipedestación con las rodillas en ligera flexión y los pies paralelos. Las manos se colocan sobre las crestas iliacas y los dedos extendidos. Los codos, flexionados a 90º, se dirigen hacia delante provocando la Abducción de escápula, los hombros relajados y la cabeza recta.

 

La pelvis en ligera retroversión y el peso del cuerpo desplazado hacia delante. En esta posición pedimos que inspire y que saque todo el aire; después que haga fuerza con el abdomen hacia dentro a la vez que abre los arcos costales y cierra la glotis. Se le pide que aguante lo que pueda y se repite 3 veces. Dejar un periodo de descanso para recuperarse y no provocar mareos.

 

 b) Apoyo anterior

 

 

 

 

 Bipedestación, inclinado hacia delante, apoyándose sobre las rodillas que están en flexión aproximada de 140º. La pelvis en ligera retroversión y la columna recta. Las manos apoyadas en las rodillas con los dedos mirándose. Se pide una separación de las escápulas hacia delante que se mantiene durante todo el ejercicio mientras se realiza una inspiración y se suelta todo el aire, bloqueando la glotis mientras hacemos fuerza con el abdomen hacia dentro.. Se realiza 3 veces dejando un periodo de descanso.

 

 

 

c) Cuadrupedia

 

Paciente en cuadrupedia (foto) con las manos en flexión dorsal por delante de los hombros y dedos extendidos y dirigidos hacia delante. La cabeza queda relajada. Las rodillas están en flexión de 90º y los tobillos en flexión dorsal. Se hace Abducción (separación) de escápulas y empujamos los codos hacia delante y afuera. Realizamos una inspiración y soltamos todo el aire, bloqueando la glotis mientras hacemos fuerza con el abdomen hacia dentro. Aumentamos la separación de escápulas. No levantar la cabeza, no perder la flexión dorsal de tobillo, mantener la espalda recta y la Abducción de las escápulas. Se realiza 3 veces dejando un periodo de descanso.

 

 

 

3. EJERCICIOS DE LOS MUSCULOS VECINOS EN SINERGA CON EL PERINÉ.

 

a) Abdominales y suelo pélvico

 

Decúbito supino con las piernas flexionadas y los brazos estirados a lo largo del cuerpo. Hacemos una inspiración profunda y una contracción del suelo pélvico (como si quisiera detener la orina). Después espiramos manteniendo la contracción de la musculatura del periné. A continuación acercamos el pubis al esternón manteniendo la contracción del periné. El ejercicio se mantiene durante unos segundos y se repite 3 veces.

 

 

b) Glúteos y suelo pélvico

 

Decúbito supino y retroversión pélvica, con las rodillas flexionadas y los pies apoyados en el suelo. Contraer el suelo pélvico, apretar los glúteos y elevar la pelvis manteniendo la retroversión. El ejercicio se mantiene durante 5” y se repite 3 veces.

 

 

d) Glúteos, aductores y suelo pélvico

 

Decúbito supino y retroversión pélvica, con las rodillas flexionadas y los pies apoyados en el suelo. Contraer el suelo pélvico, apretar los glúteos, elevar la pelvis manteniendo la retroversión y juntar las piernas, apretando la cara interna de las rodillas contra el globo. Aguantar la contracción 5” y repetir el ejercicio 3 veces.

 

 

 

 

 

4. EJERCICIOS DE RELAJACION

 

a) Estiramiento

 

Sentad@ sobre sus talones, nos inclinamos hacia delante y estiramos los brazos al máximo, intentar avanzar con los dedos hacia delante sin despegar los glúteos de los talones. Este ejercicio puede realizarse 3 veces.

 

b) Descompresión de las vísceras de la pelvis menor

 

Decúbito supino (tumbados boca arriba), sobre una colchoneta, con las caderas, rodillas y tobillos flexionados, brazos estirados en diagonal hacia arriba. Los pies deben quedar planos en el suelo. Vamos estirando los brazos progresivamente durante la respiración tranquila.

 

En esta posición, se hace una inspiración abriendo las costillas y, en la espiración debemos mantener las costillas abiertas. Este ejercicio se realiza durante unos minutos, manteniendo el estiramiento.

 

TERAPIA CON CONOS VAGINALES O BOLAS CHINAS (mujeres)

 

Esta sencilla técnica permite aprender a contraer los músculos del suelo pélvico, pero en ningún caso, los conos o las bolas pueden ser una alternativa a la terapia dirigida por un fisioterapeuta, pudiendo eso sí, ser un complemento a la reeducación del suelo pélvico. La contracción y el avance gradual hacia conos de mayor peso, fortalece de forma muy eficaz los músculos del suelo pélvico, comenzando a notar una mejoría en el tono de los músculos en unas 2 o 3 semanas, y un tratamiento completo suele durar entre 2 y 3 meses.

 

 

En general:

 

Incontinencia de esfuerzo.

 

Reducir peso en obesidad, ejercicios de fortalecimiento del suelo pélvico: ejercicios de Kegel. Se deben realizar en diferentes posiciones, sentad@, de pie o tumbad@ (decúbito), cada contracción debe durar alrededor de 5” y ha de hacerse una media de 60 contracciones diarias.

 

Incontinencia de urgencia:

 

Reeducar la vejiga mediante la normalización de los intervalos de la micción. Orinar a intervalos regulares sin esperar a la presentación de urgencia miccional. Inicialmente se aconsejará orinar cada 2-3 horas, prolongando la duración del intervalo según la tolerancia y recomendando los ejercicios de Kegel.

 

6. TRATAMIENTO MÉDICO NATURAL

 

COMPLEMENTACION ALIMENTARIA: Mg y B6, se ha relacionado la falta de estos nutrientes con la incontinencia urinaria nocturna 300 mg Mg/30 mgB6 al día

Vit E como estabilizador de la vejiga en dosis de 600 IU /día.

 

TERAPIA BIOLÓGICA:

 

Incontinencia Urinaria por debilidad de la vejiga y eneuresis nocturna y diurna

R 74 NOCTURNIN Gotas, 5-10 gotas en 1 vaso de agua 3 veces al día, 30 minutos antes de las comidas.

 

Para incontinencia urinaria masculina R 25 PROSTATAN gotas 5-10 gotas en 1 vaso de agua 3 veces al día, 30 minutos antes de las comidas.

 

HOMEOPATIA:

 

Causticum 5 ch 3 gránulos 3 veces al día para la incontinencia por estrés, especialmente con retención de orina y frecuentes ganas de orinar

 

Sepia 5 ch 3 gránulos 3 veces al día para la incontinencia por estrés con repentinos deseos de orinar, especialmente con  relajación pelviana.

 

Natrum Muriaticum 5 ch 3 gránulos 3 veces al día Incontinencia urinaria por la tos o el esfuerzo

 

Equisetum 5 ch 3 gránulos 3 veces al día para necesidad imperiosa de orinar e incontinencia urinaria por el movimiento o presión.

 

Pulsatilla 5 ch 3 gránulos 3 veces al día pérdidas de orina al caminar y toser.

 

Gelsenium Serpevivens 15ch, 3 gránulos 1vez cada 2 días antes de la competición

 

 

Tratamiento quirúrgico: Indicado en la incontinencia de estrés que no responde a los tratamientos médicos, aunque tiene sus complicaciones como síntomas de incontinencia de urgencia, precisar nueva cirugía, infección, hemorragia, dolor, retención de orina, entre otros.

 

 

7. Autores del artículo:

 

Dra. Yolanda Puentes. http://www.championchip.cat/lliga2009/medicina/index_salut.htm

 

EULALIA  PUJOL. Fisioterapeuta Diplomada. Atleta del Grup Fondistes Pineda. Maratoniana. Fisioterapia del CCAA ASEPEYO Pineda de Mar.  http://blogdelalali.blogspot.com/

 

GENI ARIZ DOMENECH. Naturopatía. Homeopatía. Fitoterapia.

 

Agradecimientos

 

Modelo:  Paqui Pérez

 

ANDREU BALLBÉ. Coordinación técnica del documento. Atleta Olímpico.

 

8. Bibliografía:

 

American Journal of Med Sci. 1997; 314 (4), 214-272.

Beers, Mark H. y Robert Berkow (eds.) The Merck Manual of geriatrics. www.merck.com/pubs/mm_geriatrics/

Cooper J. Stress Incontinence. Clin Evid 2002 Jun

Holroyd-Leduc J. Management of Urinary Incontinence in Women. Clinical applications. Jama 2004;291

Guías clínicas. http://www.fisterra.com (Incontinencia Urinaria. C. Viana Zulaica).

http://www.sld.cu/galerias/pdf/sitios/gericuba/guia 22

Incontinencia Urinaria. Guía de diagnostico y manejo. Organización pananmericana de la salud. OMS.

J.E.Robles. La incontinencia Urinaria. An.Sist.Sanit. Navar. 2006. Vol.29 nº2 mayo-agosto.

López Torrijos J, Ramírez Puerta D, Incontinencia Urinaria, Asociación Española de Urología.

Madroño Freire MJ, Diagnóstico de la Incontinencia Urinaria en Atención Primaria. Vol. II nº 2 2005.

Viana Zulaica C, Incontinencia Urinaria en la mujer. Guías clínicas. 2004.

Wallace S. Roe B, Williams K, Palmer M. Bladder training for urinary incontinence in adults. Cochrane Database Syst Rev. 2004.

 

BiBLIOGRAFIA FISIOTERAPIA

 

Caufriez, M. Gymnastique Abdominale Hypopressive.

Sara Esparza, Mercedes Blanquet. Apuntes de Curso de Reeducacion del suelo pélvico de la Universitat Internacional de Catalunya

Abello, A. Apuntes reeducación del suelo pelvico

www. Cuerpomente.es

www. Unidadincontinencia.com

www.tral.net/multimedia/trabajos/0405/BaReeducaciondelsuelopelvicopostparto.pdf

IU y disfunciones del suelo pelvico en la mujer. LINDOR

Reeducación del perine. Dominique Grosse. Masson

 

 

 

Esta información es orientativa, en ningún caso pretende sustituir la visita de un médico. Se recomienda que acuda al médico en caso de duda. Toda persona con IU debe solicitar atención médica, atendiendo a que es un problema de salud curable en un gran porcentaje de pacientes, y en los que la curación no sea posible pueden al menos beneficiarse de soluciones para mejorar su calidad de vida.