EMBARAZO EN FONDISTAS

 

Dra. Yolanda Puentes

Marta garcía Sánchez

 

INTRODUCCIÓN

  1. ENTRENAMIENTO DURANTE EL EMBARAZO
  2. ENTRENAMIENTO EN EL POST PARTO
  3. BENEFICIOS PARA LA MADRE Y EL FETO
  4. CONTRAINDICACIONES PARA EL EJERCICIO FÍSICO DURANTE LA GESTACIÓN
  5. ADAPTACIONES FISIOLÓGICAS EN EL EMBARAZO
  6. RECOMENDACIONES para la Atleta Embarazada
  7. ACTIVIDADES PREVENTIVAS EN LA GESTACIÓN
  8. PREPARACIÓN FÍSICA EN EL EMBARAZO PRE Y POSTPARTO
  9. CAMBIOS FÍSICOS POST-PARTO
  10. AUTORES Y COLABORADORES DEL ARTÍCULO
  11. BIBLIOGRAFÍA

 

P11300371

 

INTRODUCCIÓN

 

El embarazo es un estado fisiológico de la mujer, y en atletas y fondistas que entrenan-compiten regularmente no debe ser un estado temido. En la bibliografía, se encuentran artículos que evidencian que tras el parto, las deportistas recuperan el nivel anterior siguiendo las pautas correctas, incluso algunas han mejorado sus marcas en el año siguiente al parto.

 

puertollano

En el caso de la atleta embarazada, será necesario individualizar cada caso, sabiendo que las características del ejercicio físico deberán adaptarse a medida que avance la gestación, ya que el rendimiento físico puede disminuir progresivamente, la atleta embarazada puede continuar el ejercicio físico, siempre que respete unas sencillas reglas, saber cuando parar de correr aunque continuando con otra actividad física, no efectuando estiramientos violentos, con alimentación e hidratación adecuadas y adaptando las características de la actividad física a medida que avanza la gestación.

 

A pesar de las ventajas del ejercicio durante el embarazo, llama la atención el bajo porcentaje de su práctica real reflejada en algunos estudios (16-38%), así como la persistencia de creencias negativamente erróneas al respecto, provenientes en su mayoría de fuentes de información más sociales que profesionales. La educación sanitaria para fomentar la actividad física en las mujeres gestantes es básica para su salud.

 

El correr, representa un ejercicio benéfico al comienzo del embarazo, siempre que la embarazada lleve un entreno anterior de correr y no sea debutante. Para poder correr sin problemas, es muy importante tonificar la musculatura abdomino pélvica y la de los miembros inferiores de  cara al parto. Antes de prescribir un programa de ejercicio físico durante el embarazo es necesaria una revisión completa, (la primera visita al ginecólogo se recomienda en un embarazo normal antes de la 10ª semana de gestación), con el fin de evaluar antecedentes médicos y obstétricos que puedan limitar nuestra actividad o contraindicar nuestro entrenamiento. También se valorarán la edad, condición física general, el tipo de ejercicio y grado de entrenamiento previo a la gestación, las habilidades individuales, la presencia de factores de riesgo de enfermedad cardiovascular y de riesgo de lesión del sistema músculo-esquelético y el uso de medicación.

 

1. ENTRENAMIENTO DURANTE EL EMBARAZO

 

Primer trimestre del embarazo.

 

De 0 a 3 meses: Hasta los 2 meses y medio no existe ninguna restricción al entrenamiento de correr, incluida competición, siempre que lo autorice nuestro médico con una buena exploración, pero a partir de 2 meses y medio serán interrumpidas las competiciones cuando se comprueben más de 140 pulsaciones por minuto.

 

Segundo trimestre del embarazo.

 

De 3 a 4 meses siempre que nuestro médico compruebe que la placenta, no presenta ninguna anomalía en su inserción, (este dato es imprescindible), se podrá entrenar suave si los rodajes no provocan ninguna lesión, dolor pélvico, ni ningún flujo anormal vaginal. Nos limitaremos a 3 sesiones por semana.

image-22

 

Se recomienda correr en este período, en terreno llano, flexible y estable (césped, caminos, pista de estadios, etc.), siendo básico comprobar el estado de nuestras zapatillas (mantenimiento, estabilidad, amortiguación).

 

El aumento de la hormona progesterona genera una laxitud ligamentaria y articular que puede llevar a traumatismos, por esta razón los estiramientos deben ser cada vez más suaves.

 

En el 5º mes debería suspenderse el entrenamiento de correr pero no la actividad física general como andar y nadar.

 

Tercer Trimestre del embarazo.

 

Desde el 5º mes, como hemos comentado y hasta el final del 8º el correr debería suspenderse, pero podrá que podrá continuarse en algunos casos,  haciéndose hasta el mes 8º de manera suave y sin pasar los 10 a 15 minutos rodaje muy suave, intercalados con períodos de recuperación.

 

El 9º mes será dedicado en exclusividad a la preparación del parto, con ejercicios respiratorios y de relajación.

 

 

2. ENTRENAMIENTO EN EL POST PARTO

 

Hasta el día 12: Los doce primeros días que siguen al parto, no se hará deporte, sólo algunos ejercicios que especificaremos en el capítulo de fisioterapia.

 

 

Del 12 al 45 día: No se podrá correr, debido a que la musculatura no tiene todavía el tono necesario para mantener los órganos que se encuentra en la zona de la pelvis. Sólo andar o nadar suavemente, y teniendo en cuenta que la natación se podrá hacer  siempre que no exista ningún flujo vaginal. Estas actividades acelerarán el retorno a la normalidad del tono muscular abdomino pélvico que será controlado por el examen ginecológico el día 45.

 

 

Tras el día 45: una vez autorizado, la vuelta al entrenamiento se hará progresivamente al comienzo con rodajes exclusivamente dos días a la semana unas 3 semanas, e ir aumentando  3 días a la semana las 3 semanas siguientes, y normalizar el entrenamiento las 3 semanas siguientes.

 

 

 

A partir de éste período se considera normalizado el sistema músculo tendinoso y cardiovascular y se podrá pasar a la competición.

 

3. BENEFICIOS PARA LA MADRE Y EL FETO

 

Para establecer firmes recomendaciones, serían necesarios más estudios, pero no se ha encontrado una evidencia científica que demuestre, efecto perjudicial alguno ni para la madre ni para el feto, secundario a la práctica de ejercicio regular y de intensidad moderada durante el embarazo no complicado.

 

Efectos sobre la madre

 

Beneficios del ejercicio físico durante el embarazo

 

-       Facilita el trabajo del parto y la recuperación posterior

-       Previene el exceso de peso durante el embarazo

-       Previene el dolor lumbar

-       Previene y/o es  tratamiento coadyuvante de la diabetes gestacional

-       Disminuye el riesgo de preclampsia (La preeclampsia, es una complicación médica del embarazo también llamada toxemia del embarazo o hipertensión inducida embarazo y asociada a elevados niveles de proteína en la orina)

-       Previene la incontinencia de orina

-       Aumenta la sensación de bienestar físico y psíquico, disminuye el estrés.

-       Estimula la circulación sanguínea (reduce el riesgo de varices, hemorroides, edemas)

-       Disminuye el insomnio

 

PC150050

 

Además, algunas atletas gestantes refieren menos síntomas asociados al embarazo como náuseas, calambres, estreñimiento, etc.

 

Efectos sobre el feto

 

El ejercicio aeróbico fomenta el trasporte de oxígeno y nutrientes al feto. No se ha relacionado el hacer deporte durante el embarazo no complicado, con una mayor tasa de abortos ni amenaza de parto prematuro. Tampoco el bajo peso al nacer, ni el retraso del crecimiento intrauterino parecen estar influenciados por el ejercicio moderado en mujeres con un adecuado aporte calórico. No obstante en alguna de estas situaciones el ejercicio físico parece estar contraindicado.

 

4. CONTRAINDICACIONES PARA EL EJERCICIO FÍSICO DURANTE LA GESTACIÓN

 

Podremos entrenar durante el embarazo, siempre que nos asesoremos con nuestro ginecólogo o médico, y no existan contraindicaciones, siguiendo una serie de reglas

 

Contraindicaciones absolutas para el ejercicio físico durante la gestación

 

- Preeclampsia. Hipertensión inducida por el embarazo

- Amenaza de parto prematuro

- Rotura prematura de membranas

- Incompetencia o cerclaje cervical

- Hemorragias persistentes durante el segundo o tercer trimestre

- Placenta previa (después de la semana 26 de gestación)

- Gestación múltiple a riesgo de parto prematuro

- Enfermedad pulmonar restrictiva

- Enfermedad cardiaca hemodinámicamente significativa

 

 

 

Contraindicaciones relativas para el ejercicio durante la gestación

 

- Hipertensión, diabetes o enfermedad tiroidea siempre que no estén bien controladas

- Anemia severa

- Obesidad mórbida extrema o bajo peso extremo (IMC<12) materno

- Arritmia cardiaca no evaluada

- Bronquitis crónica

- Sedentarismo extremo previo

- Retraso en el crecimiento intrauterino (gestación en curso)

- Limitaciones ortopédicas

- Gran fumadora

 

 

5. ADAPTACIONES FISIOLÓGICAS EN EL EMBARAZO

 

Metabolismo de los H de C (hidratos de carbono) necesidad de aporte adecuado, preferiblemente hidratos de carbono complejos (pan, cereales, pasta), de absorción y combustión energética más lenta, para prevenir la hipoglucemia.

 

Termorregulación, tanto la gestación como el ejercicio producen un incremento de la temperatura central en la mujer. Garantizar una correcta hidratación resultará imprescindible antes y durante el ejercicio, así como evitar ambientes muy cálidos ó húmedos.

dona

 

Durante el ejercicio aeróbico de moderada intensidad y en condiciones termoneutrales la temperatura corporal de mujeres no embarazadas aumenta un promedio de 1,5º. La temperatura fetal es aproximadamente 1º C mayor respecto a la materna. Existen estudios que sugieren que una hipertermia materna superior a 39ºC (fiebre, sauna) durante los primeros 45-60 días de la gestación pueden relacionarse con malformaciones fetales. En general se recomienda evitar el aumento de la temperatura corporal por encima de los 38ºC.

 

Aparato cardiovascular, en el embarazo, existe un marcado aumento del volumen sanguíneo y de la frecuencia cardíaca, así como una disminución de las resistencias vasculares, con la consecuente tendencia al acúmulo de sangre y líquido en las extremidades inferiores (varices y edemas), mantenerse sentado o de pie durante períodos prolongados no estaría indicado, porque el crecimiento uterino puede comprimir la vena cava inferior, dando lugar a hipotensión (mareo, frialdad, palidez), a partir del 4º mes de embarazo se evitará estar tumbada boca arriba largo rato.

 

Aparato respiratorio, existe un aumento de la demanda de oxígeno así como un aumento del trabajo respiratorio debido a la progresiva elevación del diafragma. La respiración se vuelve más torácica que abdominal, aumentando su frecuencia.

 

Aparato músculo-esquelético, existe un aumento de peso, entre  9 y 13 Kg. de promedio, que conlleva una sobrecarga para determinadas articulaciones y un aumento del volumen abdominal. Se produce una laxitud ligamentosa, favorecida por los cambios hormonales, que puede predisponer a esguinces y torceduras.

 

En la última etapa del embarazo se ensancha la pelvis, relajándose las articulaciones sacroilíacas, sacrococcígeas y sínfisis púbica. Todo ello favorecerá el descenso del feto durante el parto. El centro de gravedad se desplaza hacia delante como consecuencia del crecimiento uterino y del pecho. Para compensar, la mujer embarazada aumenta la lordosis lumbar fisiológica (curvatura lumbar), ocasionando dolores lumbares o  pérdida de equilibrio con el subsiguiente

Riesgo de caídas.

 

6. RECOMENDACIONES para la Atleta Embarazada

 

Las atletas embarazadas, a la mínima contracción o dolor se deben parar y comprobar con su médico si el hecho de correr es la causa de estas alteraciones. Si nos encontramos bien, sin ninguna molestia al correr, no tiene porqué existir un problema.

 

Cuándo parar de correr o de hacer ejercicio físico:

 

PC150010

-       Sangrado vaginal

-       Dificultad respiratoria

-       Cefalea (dolor de cabeza)

-       Dolor torácico

-       Debilidad muscular

-       Contracciones uterinas

-       Pérdida de líquido amniótico

-       Dolor o edemas en pantorrillas

-       Mareo

        -      Disminución de los movimientos fetales

 

Si se entrena durante el embarazo, se han de pasar los controles ginecológicos mensuales, porque de esta manera se comprobará que el cuello del útero esté cerrado y que no hay problemas tensionales.  Si se ha parado de correr los primeros meses del embarazo, no se recomienda el reiniciar esta actividad a mitad del mismo, al igual que no se recomienda el ciclismo por el riesgo de caídas, andar o nadar serían las actividades indicadas en estos casos. Se podrá volver a correr tras el parto, a las 6 semanas +-.

 

A partir del 6º mes, y por norma general, el abdomen comienza a ser muy prominente lo que impide el entrenar cómodamente,  aumentando las ganas de orinar, ya que el útero ejerce una presión mecánica sobre la vejiga.

 

Podemos compaginar con el atletismo, la natación (deporte ideal en la embarazada) y caminar. Es muy importante que no comencemos un deporte nuevo durante el embarazo, está demostrado que las mujeres que ejercían una actividad física antes del embarazo y durante el embarazo realizan ejercicio físico aumentan menos de peso, son mejores los niveles de presión arterial y circulación sanguínea, y su cuerpo vuelve posteriormente de una manera más rápida a la normalidad.

 

La natación es muy aconsejable durante el embarazo, ya que los movimientos en ausencia de gravedad reducen la sobrecarga de las articulaciones, y el agua ayuda a disipar el exceso de calor, aunque durante las seis semanas previas a la fecha probable del parto es preferible no realizar actividades dentro del agua.

 

7. ACTIVIDADES PREVENTIVAS EN LA GESTACIÓN

 

  • Evitar arquear la columna lumbar para compensar el aumento de volumen y peso abdominal

 

  • Evitar cargar pesos excesivos

 

  • Dormir de lado (decúbito lateral) izquierdo, para evitar la comprensión de la vena cava inferior que compromete la circulación sanguínea

 

  • Evitar el decúbito supino (tumbado boca arriba) preferiblemente a partir del segundo trimestre del embarazo

 

  • Dieta rica en yodo, consumir sal yodada en sustitución de la sal común, y suplemento de 200 mcg toda la gestación (si no se contraindica por otros motivos y según yodo deficiencia en el área donde vive). (NICE Consellería de Sanidade 2008)

 

  • Administración de ácido fólico hasta las 12 semanas

 

  • Control de la posible anemia del embarazo

 

  • Control de las posibles infecciones de orina

 

  • Control del estreñimiento y hemorroides más frecuentes al final del embarazo

 

  • Pirosis (sensación de dolor o quemazón en el esófago, justo debajo del esternón que es causada por la regurgitación de ácido gástrico) para lo que se recomienda disminuir la ingesta de chocolate, café, té, grasas, etc., así como la realización de ingestas de alimentos frecuentes y con poca cantidad. No utilizar prendas ajustadas en el abdomen, elevar la cabecera de la cama y evitar ingerir alimentos en las 2-4 horas previas al descanso nocturno

 

  • Sexualidad: adoptar posturas que eviten la compresión abdominal

 

8. PREPARACIÓN FÍSICA EN EL EMBARAZO PRE Y POSTPARTO

 

EJERCICIOS ESPECÍFICOS EN EL EMBARAZO

 

En la embarazada, una buena preparación física es básica para la salud de la madre y el feto. Durante el embarazo se aconseja a la gestante recibir información tanto teórica como práctica sobre la forma de mejorar su condición física y prepararse para el parto.

 

      Para ello es importante modificar  algunas de las actividades físicas cotidianas:

 

  1. Debe evitarse durante el embarazo, el estar mucho tiempo de tiempo, parada o estática, es mejor caminar. Pero si se tuviera que estar mucho tiempo de pie, deberá ser con los pies separados un palmo y medio, rodillas relajadas y hombros caídos hacia delante. Y cambiar el peso de pierna.
  2. Caminar a pasos cortos.
  3. Para agacharse, se deberán utilizar las piernas, flexionando las rodillas y no la espalda.
  4. Sentarse. Hay diferentes formas, pero siempre con la columna apoyada. Por lo que estarán contraindicados los taburetes.
  5. Descansar. Para dormir o simplemente tumbarse, la mejor posición será en decúbito lateral (de lado), con un cojín entre las piernas y si puede ser, otro debajo de las caderas.
  6. Levantarse de la cama. Siempre nos pondremos en decúbito lateral. Dejaremos caer las piernas fuera de la cama, y la mano o brazo que queda arriba, hará un apoyo en la cama para levantarse. Como explicamos en  el artículo: http://www.championchip.cat/lliga2008/medicina/LUMBALGIA.htm 

 

DSC_0082

DSC_0085

DSC_0087

DSC_0089

 

Consultaremos con  nuestro médico antes de empezar o continuar con estos ejercicios. En nuestro artículo están orientados a mujeres atletas.que practican deporte con regularidad. Se aconseja utilizar ropa muy cómoda, lugar amplio y cómodo, luz natural, retirar todos los muebles que puedan impedir el movimiento.

 

RESPIRACIÓN RELAJACIÓN

 

Respiración: Tomamos aire por la nariz relajadamente y a la vez que contraemos expulsamos el aire por la boca.

 

Respiración Profunda: inspiramos por la nariz hasta llenar el abdomen y lo dejamos salir lentamente por la boca, cuando hemos expulsado el aire, oprimimos suavemente el abdomen y soplamos suavemente aguantando unos segundos. Se puede practicar en cualquier posición. 30 veces al día en series de 2 a 3 respiraciones seguidas.

 

Relajación: en una posición en la que estemos cómodas, ambiente tranquilo, cerramos los ojos, iremos relajando cada músculo, empezando por la cara, descendiendo lentamente por el cuello, hombros, brazos, manos, espalda, tórax, abdomen, pelvis, periné, piernas y pies. Inhalar aire lentamente por la nariz distendiendo el abdomen y exhalando el aire muy lentamente, se recomienda hacerlo al final de la sesión de ejercicios para relajar el cuerpo y la mente.

 

EJERCICIOS PRE-POSTPARTO

 

Todos los ejercicios se pueden realizar entre 5-10 veces cada uno. Siempre con la autorización del Ginecólogo.

 

POSICIONES INICIALES:

 

  1. POSICIÓN DE PIE (ORTOSTÁTICA)

 

DSC_0001

De pie, con la columna apoyada en la pared y pies separados, rodillas y brazos relajados.

 

 

  1. POSICIÓN DE SASTRE

 

DSC_0023

Sentada, con la espalda recta y las piernas flexionadas. Las plantas de los pies estarán unidas por las plantas y las manos encima, aproximamos los talones al cuerpo, relajamos hombros y nuca. Esta posición aumenta la elasticidad de las articulaciones que intervienen en el parto.

 

Con la inspiración estiramos progresivamente la columna vertebral, manteniendo la pelvis pegada al suelo.

 

Con la espiración soltamos hacia abajo la parte inferior de la espalda relajando las articulaciones de las caderas y bajando las rodillas al suelo.

 

  1. POSICIÓN CUADROPEDIA

 

DSC_0098

A “cuatro patas” con las rodillas y las manos apoyadas en el suelo

 

  1. POSICIÓN EN DECUBITO SUPINO

 

DSC_0049

Estirada boca arriba, con la espalda apoyada en el suelo con las piernas flexionadas o estiradas dependiendo del ejercicio.

 

EJERCICIOS

 

1. EJERCICIOS EN LA PRIMERA POSICIÓN.

 

Partiendo de la posición inicial 1. El objetivo es el de mejorar la postura y el equilibrio corporal.

 

A. levantamos los brazos al inspirar y al soltar el aire flexionamos el tronco intentando tocar con las manos el suelo.

DSC_0002

DSC_0005

 

B. Lo haremos igual que antes, pero esta vez al soltar el aire iremos a tocar los tobillos.

DSC_0006

 

C. Levantamos un brazo a la inspiración hasta 90º de flexión y al soltar, lo acabamos de levantar. Alternar ambos brazos.

DSC_0008

DSC_0012

DSC_0013

DSC_0014

DSC_0015

 

D. Utilizaremos una silla para ayudarnos.

 

Inspiramos y al soltar el aire, flexionaremos las rodillas.

DSC_0022

DSC_0017

DSC_0019

 

2. EJERCICIOS PÉLVICO-PERINEALES

 

Su objetivo es el de mejorar la funcionalidad de la musculatura perineal y de la articulación de la pelvis. Partiendo de la posición inicial 2.

 

A. En posición de sastre, hacer movimientos de vaivén con las rodillas como si quisiéramos tocar el suelo.

DSC_0026

 

B. Balancear el cuerpo hacia un lado y otro con respiración libre.

DSC_0028

DSC_0031

 

C. Cuando inspiramos, intentamos erguir la espalda y cabeza colocando las manos detrás de la columna y al soltar el aire, volvemos a la posición de inicio.

DSC_0032

DSC_0036

DSC_0035

 

D. Al espirar, inclinamos el cuerpo hacia delante.

DSC_0037

DSC_0039

 

E. Sentada sobre los talones, con las manos sobre las rodillas, inspiramos levantando el cuerpo y apretando glúteos, y al soltar, descansamos.

DSC_0043

DSC_0042

 

3. EJERCICIOS EN TERCERA POSICION

 

Gato: Inspirar, levantando la cabeza y dejando caer el abdomen. De esta manera la espalda quedará recta.

 

Al espirar, bajamos la cabeza y arqueamos el abdomen.

DSC_0110

DSC_0113

DSC_0097

DSC_0107

 

4. EJERCICIOS ABDOMINALES

 

Partiendo de la posición inicial 4. Objetivo: fortalecer la pared abdominal.

 

A. En decúbito supino (tumbado hacia arriba), piernas estiradas, al inspirar hinchamos el vientre relajadamente, sin separar la espalda del suelo, y al espirar escondemos el vientre presionando la zona lumbar contra el suelo mientras se exhala(10-15 segundos), este ejercicio balancea la pelvis aumentando la elasticidad de la misma

DSC_0049

DSC_0050

 

B. Levantamos una rodilla y con el brazo contrario, tocamos la rodilla, acompasadas de la respiración, al espirar hacemos el ejercicio.

DSC_0053

DSC_0054

DSC_0055

DSC_0056

 

 

D. Pedaleo hacia delante

DSC_0064

DSC_0065

DSC_0066

y atrás

DSC_0067

DSC_0068

DSC_0072

 

E. El reloj de la Pelvis. Rodillas flexionadas, piernas paralelas con las plantas de los pies apoyados. Brazos a los laterales de la pelvis.

DSC_0077

DSC_0080

DSC_0081

DSC_0074

 

En el ejercicio E, imaginaremos que hay un reloj detrás y debajo de nuestro sacro. A la altura de nuestro pubis se encuentra las 6 y a la altura de nuestro ombligo las 12. Vamos a mover suavemente la pelvis como si fueran las agujas de este reloj marcando cada hora.

Comenzamos apoyando la cintura hacia las 12 en el reloj. Luego vamos a la 1, 2 y así sucesivamente continuamos hacia el sentido de las agujas del reloj. Permitiendo que la pelvis se mueva y relaje las tensiones en la cadera y zona baja de la columna. Respirar normalmente durante el ejercicio. Repeticiones: 5 en el sentido de las agujas del reloj y 5 en el sentido contrario.

 

En el siguiente ejercicio, el objetivo es fortalecer la musculatura de la pelvis y de las piernas, así como conseguir mayor flexibilidad en pelvis y columna.

 

F. Elevación de la pelvis. Pies paralelos 30cm, coger aire y mientras se espira levantar la pelvis y la columna, tomar aire y lo soltamos descendiendo lentamente la columna vértebra a vértebra hasta el sacro.

DSC_0057

DSC_0058

DSC_0060

 

DSC_0203

DSC_0207

DSC_0209

DSC_0212

Objetivo: fortalecer los músculos abdominales superiores. Levantamos la cabeza, los hombros y los brazos estirando las puntas de los dedos hacia delante, paralelas al suelo. Mantener unos segundos y descender.

DSC_0216

DSC_0217

DSC_0218

 

Estiramientos

 

DSC_0167

DSC_0172

DSC_0168

 

 

DSC_0186

DSC_0191

DSC_0194

 

DSC_0176

Estiramiento de columna, muy aconsejado para relajar tensiones.  Sentada sobre los talones con las rodillas separadas, inclinarse hacia delante con los antebrazos apoyados en el suelo. Mantener la pelvis y la parte baja de la espalda apuntando hacia los talones

 

Objetivo: tonificar piernas, caderas y nalgas. Tumbada de lado, con la espalda recta y la musculatura abdominal contraída, piernas estiradas, realizar elevaciones de las piernas hacia arriba y hacia abajo.

DSC_0149

DSC_0147

Posteriormente hacia delante y atrás. Después elevando la pierna superior a la altura de la cadera realizar pequeños círculos en ambos sentidos

DSC_0137

DSC_0153

 

 

9 CAMBIOS FÍSICOS POST-PARTO

 

El ejercicio físico postparto está muy indicado para volver al estado anterior del embarazo, ayudando a tonificar la musculatura, prevenir las lumbalgias, mejorar la circulación, reforzando las articulaciones sobrecargadas durante el embarazo. Primero, se comenzará con sesiones de reeducación del perineo, imprescindible para evitar la complicación de incontinencia de orina.  Y una vez pasada esta fase se podrán empezar el resto de ejercicios.

 

Tras el parto, se producen numerosos cambios físicos y secuelas en el cuerpo de la gestante. Los más llamativos afectan a su pared abdominal, otros a los órganos implicados en el parto (útero, vagina, vulva y periné), a la columna y pelvis. Con lo que los objetivos de los ejercicios irán encaminados a normalizar estos cambios y profilaxis de las complicaciones circulatorias y posibles prolapsos.

 

En el postparto inmediato pueden iniciarse ejercicios de tonificación del suelo pélvico (ejercicios de Kegel) y estiramientos suaves, (a excepción de los partos por cesárea, episiotomía amplia, en los que pueden necesitar más tiempo), recomendamos los ejercicios explicados en el artículo sobre Prevención de la Incontinencia de Orina: http://www.championchip.cat/lliga2009/medicina/iu.htm#FIS

 

La mayoría de los cambios  morfológicos y fisiológicos del embarazo persisten hasta unas seis semanas después del parto, pudiendo entonces reiniciar gradualmente y despacio la actividad de correr, algunas atletas incluso antes, siempre que evitemos la sensación de fatiga, aunque competir se recomienda a partir de los dos meses. Si aparece dolor o pérdida vaginal superior a una menstruación hay que interrumpir la actividad física.

 

El ejercicio físico no influye negativamente en la lactancia materna, se recomienda dar de mamar antes del ejercicio, para disminuir la sensación de plenitud de las mamas.

 

En la clínica (desde el día siguiente)

 

Decúbito supino: Hacer respiraciones abdominales y torácicas. Levantar las piernas con un cojín y hacer círculos con los pies (flexión-extensión).

 

Con piernas flexionadas, apretar los talones contra el suelo y hacia adentro, (vagina, glúteos) 5 segundos 10 veces.

 

DSC_0203

 

Piernas flexionadas, sujetar un  cojín y apretar 5 segundos 10 veces.

 

DSC_0131

DSC_0135

 

Inspirar, y al espirar levantar la cabeza a la vez que se flexionan las rodillas hacia el abdomen

DSC_0203

DSC_0207

DSC_0209

DSC_0212

 

Isométrico: Coger aire y al soltar levantar los brazos hacia las rodillas.

DSC_0220

DSC_0224

 

En quince días:

 

Tijeras. Inspiración levantamos las piernas, espiración bajándolas sin tocar la camilla.

 

DSC_0156

DSC_0159

 

El embarazo es un estado fisiológico en la vida de la mujer en el que deben promoverse hábitos saludables, en mujeres atletas que compiten y entrenan habitualmente, el embarazo supone un estado donde a pesar de los cambios que se van a producir en su organismo, y siempre controlada por su ginecólogo, podrá practicar ejercicio físico que irán variando dependiendo el mes de gestación en el que se encuentren. 

 

 

10. AUTORES Y  COLABORADORES DEL ARTÍCULO

 

 

AUTORAS:

 

  • Dra. YOLANDA PUENTES
  • MARTA GARCÍA SÁNCHEZ. Fisioterapeuta.Osteópata  estructural.

 

COLABORADORES:

 

·        CLARA FORRADELLAS. Modelo. Fondista del club Domingo Catalán.

 

·        YOLANDA PUENTES. Fotos Ejercicios. Fondista del club Domingo Catalán.

 

·        ANDREU BALLBÉ. Coordinación técnica del documento. Atleta Olímpico.

 

 

 

11. BIBLIOGRAFÍA

 

ACOG Comittee. Opinion nº 267: exercise Turing pregnancy and the postpartum period. Obstet Gynecol 2002;99:171-3

 

Artal R. Physiologic principes of exercise during pregnancy. V.15.3. August 2007.

 

Artal R. Guidelines of the American College of Obstetricians and Gynecologists for exercise during pregnancy and the postpartum period. BR. J. Sports Med. 2003; 37:6-12

 

Blandine Calais-Germain. 2006. El periné femenino y el Parto. Ed La liebre Marzo.

 

Fisterra.com Embarazo. XL Lopez Alvarez, S Blanco Pérez, XL Doval Conde, XL Alvarez Prieto. 2008; 8 (7).

 

Gouveia R. Et al. Gravidez e exercício físico. Mitos, evidencias e recomendaçoes. Acta Med Port 2007; 20:209-14

 

Jogging International Noviembre 2004. Dr. Jean-Frédéric Donati. Pág. 19

 

Jogging International, Septiembre 2008

 

Kramer MS et al. Aerobic exercise for women during pregnancy. Cochrane database Syst rev 2006; issue 3; CD 000180

 

Los consejos de tu matrona. Asociación Española de Matronas. 2ª Edición. Madrid. Diciembre 2006.

 

Movimiento y Salud. Mujer y actividad Física. Semergen y Novartis. Mujker y actividad física en situaciones especiales . carol Guiriguet Capdevila. Médico de Familia. Grupo de trabajo Aparato Locomotor de SEMERGEN.

 

Preparación Física para el embarazo, parto y postparto. Ed Medici .Jose Mª Carrera.

 

Wang TW et al. Exercise during pregnancy. Am Fam Physician. 1998 Apr 15; 57 (8):1.846-52, 1.857.

 

Wolfe LA et al. Canadian Guidelines for exercise in pregnancy. Clin Obstet Gynecol 2003; 46 (2): 488-95