HIPERTROFIA  BENIGNA DE PROSTATA (HBP)

 

DRA. Y PUENTES

 

 

 

 

 

INTRODUCCIÓN

1.LA PRÓSTATA

2.FACTORES DE RIESGO

3.SINTOMAS

    4. ESTIMACIÓN DE LA CALIDAD DE VIDA           PRODUCIDA POR LOS SÍNTOMAS URINARIOS

    5.Clasificación

    6.Complicaciones

    7.Exploración  Física

    8.Pruebas complementarias

    9.TRATAMIENTO

   10.MEDIDAS GENERALES

   11.REVISIÓN del ARTÍCULO

   12.BIBLIOGRAFÍA

   

 

INTRODUCCIÓN

 

Año tras año aumenta el número de corredores, de participantes en carreras, el número de inscritos en maratones, y de todos ellos, todavía la mayoría son hombres.

 

 

En competiciones, encontramos que ha aumentando el número de veteranos. Muchos corredores hacen de este deporte su escape, su otra forma de vivir, de mantenerse sanos, de cuidarse. Es, por esta razón, que el corredor, el ciclista, el triatleta, el deportista en general, no debe encontrar un impedimento al realizar su deporte favorito, por problemas en la PRÓSTATA. Por esta razón, en este artículo intentaremos explicar, como prevenir esta lesión tan frecuente como molesta.

 

Debido al incremento de esperanza de vida de la población, la hipertrofia o hiperplasia benigna de próstata es probablemente, la patología más frecuente del varón adulto. Las alteraciones de la próstata, pueden tratarse con éxito si se detectan a tiempo, por esta razón todos los hombres deben conocer este tema, y las mujeres deben implicarlos y animarles a ir al médico cuando hay alteraciones, al igual que hacemos con las visitas al ginecólogo.

 

La mayoría de hombres, sobretodo a partir de los 50 años presentan cierto grado de crecimiento de la próstata, es lo que llamamos: hipertrofia prostática.

 

 

 

 

 

Se recomienda que los hombres acudan a revisiones médicas a partir de los 50 años, y antes si tienen síntomas, o antecedentes familiares de cáncer prostático, para determinar la evolución natural del proceso, ya que es muy variable de una persona a otra, pudiendo evolucionar lentamente en unos casos o más rápidamente en otros.

 

Cerca de 20 millones de varones sufren HBP en Europa. Para muchos, supone un cambio importante en su vida: dejan de dormir bien, no pueden hacer deporte al aire libre, correr, no pueden ir a espectáculos de larga duración. Les preocupa sufrir retención aguda de orina (imposibilidad y necesidad urgente de poder orinar, dolor agudo), o tener que someterse a una intervención quirúrgica.

 

 

 

1.LA PRÓSTATA

 

Es un órgano glandular, que pertenece al aparato reproductor masculino e influye en el flujo seminal. Se ubica debajo de la vejiga y delante del recto. El tamaño normal de la próstata es de 2 x 3 cm, tiene forma de castaña. Con un peso aproximado de 20g. Rodea el cuello de la vejiga y a una porción de la uretra (el conducto que lleva orina de la vejiga), y vierte el líquido prostático en la uretra, que se mezcla con el esperma en el momento de la eyaculación para favorecer el desplazamiento de los espermatozoides, (este líquido prostático supone alrededor del 25% del semen).

 

La próstata, puede sufrir aumento de tamaño (hipertrofia), inflamación (prostatitis ó  procesos neoplásicos benignos como adenoma, y malignos como carcinoma y adenocarcinoma), y es entonces cuando puede ocasionar serios problemas.

 

Son las molestias en la micción las que obligan al paciente a acudir a la consulta. Es necesario  hacer un diagnóstico preciso para definir la conducta a seguir - médica o quirúrgica- destinada a devolver un confort miccional y a tratar las lesiones neoplásicas cuando existen, el diagnóstico precoz en un 90% de casos se descubren en la exploración médica.

 

La hipertrofia benigna de próstata HBP, benigna aunque no inofensiva, es la patología benigna más frecuente en varones mayores de 50 años, su prevalencia es del 8% en la 4ª década del la vida,  asciende al 50% en la 6ª década y casi el 90% en varones de 80 años. El 78% de los hombres de 40 años de edad que vivan hasta los 80 años presentará síntomas de HBP y entre el 30-40% se someterá a intervención quirúrgica de la próstata (prostatectomia).

 

2.Factores de riesgo:

 

v     Edad (las probabilidades aumentan con el envejecimiento del varón, sobretodo a partir de los 60 años).

 

v     Presencia de testículos funcionantes.

 

v     Raza (más frecuente en negros americanos y menos en razas orientales probablemente debido a su dieta baja en grasas, pero cuando emigran a occidente igualan su riesgo de lesión prostática al de las personas del país de acogida).

 

v     Historia familiar de HBP.

 

v     Factores dietéticos, (la ingesta de grasas animales, carne excesiva y pobre en verduras y frutas).

 

v     Obesidad, también puede elevar las posibilidades de sufrir este problema de salud.

 

v     Sedentarismo

 

El diagnóstico será establecido a partir de una historia clínica detallada por parte del médico de cabecera o el urólogo, (antecedentes, fármacos que se toman, etc.), la exploración física y pruebas complementarias.

 

3.Síntomas

 

Aunque no es cáncer, a menudo los síntomas son similares a los del cáncer de próstata:

 

A.     Dificultad para tener erecciones.

 

B.    Sangre en la orina o en el semen, (líquido compuesto por espermatozoides de los testículos y secreciones de la próstata y otras glándulas sexuales).

 

C.    Dolor durante la eyaculación.

 

D.    Dolor frecuente en la parte baja de la espalda, las caderas o la parte superior de los muslos. (Lo diferenciaremos de una lesión púbica en el corredor, como osteopatía del pubis).

 

 

E.     Problemas urinarios: Debido a la compresión y obstrucción de la uretra prostática ocasionada por la HBP, existe dificultad para la salida de la orina desde la vejiga. Esto ocasiona unos síntomas obstructivos e irritativos relacionados con la HBP, que son los siguientes:

 

-          Urgencia miccional.

 

-          Polaquiuria (necesidad de miccionar con frecuencia).

 

-          Nicturia (aumento de la necesidad de orinar de noche, emisión de orina más abundante o frecuente por la noche que durante el día).

 

-          Dificultad en la emisión de orina con disminución del volumen y de la fuerza del chorro de micción.

 

-          Dificultad para iniciar y suspender la micción.

 

-          Sensación de vaciamiento incompleto.

 

-          Incontinencia por urgencia.

 

-          incontinencia por rebosamiento.

 

-          Retención urinaria.

 

-          Goteo terminal.

 

-          Dolor o ardor al orinar.

 

 

4. ESTIMACIÓN DE LA CALIDAD DE VIDA PRODUCIDA POR LOS SÍNTOMAS URINARIOS

 

 El médico te realizará las siguientes preguntas, en las que valoraremos de 0 (ninguna) a 5 (casi siempre) la respuesta. Con esto el médico interpretará los resultados en tres categorías: leve, moderada, severa.

 

1.    Durante el pasado mes, ¿con qué frecuencia ha tenido la sensación de no vaciar completamente su vejiga al acabar de orinar?

 

2.    Durante el último mes, ¿con qué frecuencia ha tenido que orinar de nuevo en menos de dos horas después de haber acabado de hacerlo?

 

3.    Durante el último mes, ¿con qué frecuencia ha interrumpido y reanudado varias veces el chorro mientras orinaba, (parar y comenzar)?

 

4.    Durante el último mes, ¿con qué frecuencia ha tenido dificultad para retrasar o aguantar las ganas de orinar?

 

5.    Durante el último mes, ¿con qué frecuencia ha tenido un chorro con menos fuerza de lo habitual?

 

6.    Durante el último mes, ¿con qué frecuencia ha tenido que esforzarse o apretar para comenzar a orinar?

 

7.    Durante el último mes, ¿cuantas veces ha tenido que levantarse para orinar desde que se acuesta por la noche hasta que se levanta por la mañana?

 

8.    Esta pregunta va en relación con la estimación del índice de la calidad de vida: Si tuviera que pasar el resto de su vida con los problemas urinarios que ahora tiene, ¿cómo se sentiría?

 

 

5.Clasificación

 

Ø      Obstructiva, mecánica o de vaciado: retardo en el inicio de la micción, sensación de vaciado incompleto, chorro miccional entrecortado y fino, goteo post-miccional.

 

Ø      Irritativa, dinamica o de llenado: polaquiuria (emisión anormalmente frecuente de orina), nicturia (emisión de orina más abundante o frecuente por la noche que durante el día), y dolor suprapúbico.

 

 

Una correcta interpretación de los resultados solamente puede ser hecha con participación directa de tu médico

 

6.Complicaciones

 

Ø      Retención aguda de orina

Ø      Retención crónica de orina

Ø      Infecciones del tracto urinario de repetición

Ø      Hematuria (emisión por la uretra de sangre pura o mezclada con la orina)

Ø      Litiasis vesical (formación de cálculos, "piedras")

Ø      Incontinencia por rebosamiento

Ø      Insuficiencia renal

 

 

7.Exploración  Física

 

Exploración del urólogo o médico de cabecera anual si hay síntomas prostáticos, antecedentes familiares, o a partir de los 50 años, algunas escuelas recomiendan a los 45 años, para los que tengan un pariente cercano con la enfermedad.

 

Tacto rectal para valorar el tamaño de la próstata, consistencia, movilidad, nódulos o dolor.

 

8.Pruebas complementarias, recomendaciones de la OMS:

 

Ø      Analítica: glucemia, creatina, antígeno prostático específico (PSA, siendo normal de 0-4 ng/ ml, el tacto rectal no aumenta el PSA), sedimento urinario, cultivo de la orina.

 

El PSA, es el marcador tumoral más útil para el diagnóstico de cáncer de próstata, se encuentra en el tejido prostático. (También puede elevarse en la prostatitis).

 

Ø      Ecografía: valora el tamaño, forma y nódulos prostáticos. Le ecografía transrectal es más fiable para estudiar la próstata.

 

La American Cancer Society y la American Urological Association recomiendan tacto rectal y analítica PSA anualmente a partir de los 50 años.

 

 

9.TRATAMIENTO

 

v     Vigilancia expectante: Cambios en el estilo de vida (orinar siempre que se  tengan ganas, comprimir región suprapúbica tras la micción).

 

             Mejoría sintomática y de la calidad de vida hasta en un 45 %, el 40% se mantiene igual y un 15-20% empeora.

 

v     Medidas higiénicas: Evitar el sedentarismo, hacer ejercicio físico, regular el tránsito intestinal, evitar comidas copiosas, el alcohol, estimulantes.

 

 

v     tratamiento médico, va encaminado a reducir el tono muscular de la próstata o el volumen de la glándula.

 

            En fitoterapia existe poca evidencia de que tenga eficacia clínica,  pero se está utilizando Serenoa repens, Pygeum africanum, Pigeum Equinacea.

 

v     TRATAMIENTO QUIRÚRGICO según la severidad del caso.

 

 

10.MEDIDAS GENERALES

 

 

-          Beber poco por la tarde y sobretodo no beber alcohol. No fumar.

 

-          La alimentación debe contener vegetales abundantes (brócoli, coliflor, repollo, col, berros, tomates, rábano), frutas, legumbres, soja y derivados, y un bajo contenido en carnes rojas, grasas saturadas, sal azúcar y calcio. Tomar cereales integrales y grasa de origen vegetal.

 

-          Vaciar la vejiga frecuentemente, durante el día y sobretodo antes de acostarse.

 

-          Acostarse en posición horizontal después de comer.

 

-          Evitar viajes largos, estreñimiento, comidas flatulentas, frío y humedad.

 

-          No hacer vida sedentaria, hacer deporte. Es muy beneficioso.

 

-          Evitar el sobrepeso

 

 

11.REVISIÓN del ARTÍCULO

 

 

Dr. Javier Ponce de León. Especialista en Urología. (Clínica Tres Torres). Dr. Carulla 12 1º. Barcelona

 

 

Agradecimiento: Dr. Emilio Segarra por sus aclaraciones.

 

 

12.BIBLIOGRAFÍA:

 

- Agenda de enfermedades. I.Molinero. J.Macarrón. E. Gacón. Soria Natural. 2004

- El médico. Semergen. Fichas básicas de práctica clínica nº 37. Hipertrofia benigna de Próstata. R. Rodriguez sanchez, A. Rodriguez de Cossío.

- Guias clínicas 2002. Hipertrofia Benigna de Próstata. AM Muñoz Rodriguez, JR Toribio Onieva, MI Luque Vargas. www.fisterra.es

- htpp://www.endolas.es/

- http://www.uthgraviedma.com.ar/prostata.html

- http://www.soveuro.org.ve/svunuevo/magazines/mag2.html

- http://www.revistalaguia.com/photos/Prostata020704.jpg

- http://www.monografias.com/trabajos50/salud-del-hombre/salud-del-hombre.shtml

- Atlas de Anatomía Humana. F. Netter. Ed. Masson1999

- Problemática de los síntomas prostáticos tras la cirugía de la hiperplasia benigna de la próstata. A.S. Salinas Sánchez, I.R. Hernández Millán, J.G.. Lorenzo Romero, M. Segura Martín, JA Virseda Rodríguez. Actas Urol Esp. 24 (9): 735-742, 2000