LA “PSEUDOCIÁTICA DEL PIRAMIDAL” O SÍNDROME DEL PIRAMIDAL

 

Entre todas las preguntas que nos han llegado a la Web: www.championchip.cat, hemos seleccionado una que nos han hecho con frecuencia. Así que este mes nos entraremos en “La Pseudociática del Piramidal” o Síndrome del Piramidal o Piriforme.

 

 

Muchos de nosotros hemos tenido, al entrenar o competir, un DOLOR LOCALIZADO EN LA NALGA que puede irradiar a la parte posterior del muslo, y hemos pensado que era lumbago o ciática, pero EN CORREDORES ES MUY FRECUENTE ENCONTRAR COMO CAUSA AL: PIRAMIDAL, un músculo pequeño localizado en la pelvis utilizado sobretodo en el gesto de correr (zancada, impactos, fuertes ritmos) y es el causante de los síntomas del SÍNDROME PIRAMIDAL O PIRIFORME.

 

 

Este síndrome no es muy común, pero representa una causa significativa y TRATABLE de un dolor, de otro modo, enigmático. De hecho en un estudio sobre visitas en Unidad de Columna, se vio que la prevalencia de pacientes con éste síndrome era mayor que los que tenían alteraciones por una lesión discal. Es por esto que nos hemos decidido a insistir en este tema.

 

PUNTOS CLAVE:

    1. El piramidal es un músculo de la cadera muy utilizado por el corredor de fondo.
    2. Las causas que provocan dolor a nivel de este músculo del sacro son numerosas.
    3. Es básico en cuanto a terapéutica se refiere: prevenir  y tratar este problema.
    4. Esta Pseudociática del músculo piramidal es menos molesta y dolorosa que una verdadera ciática.

 

 

 

 

*      EL MUSCULO PIRAMIDAL es un músculo especial:

 

Por un lado por sus inserciones óseas en el sacro, de otro lado por el dolor característico en la zona interior del glúteo (nalga), y por los riesgos de ciática o ciatalalgias (dolor que va hacia la pierna) que puede conllevar.

*      ¿Dónde SE ESCONDE?

 

Es un músculo par (uno en cada lado), parte del sacro, camina a través de la pelvis (por el agujero ciático mayor  y termina su recorrido en una arista ósea, en la parte alta del fémur, que se llama trocánter mayor.        

 

 

*      ¿QUÉ ENCUENTRA EN SU RECORRIDO ?

 

Las articulaciones: la cadera y la articulación sacro-ilíaca (entre el sacro que es la terminación de la columna vertebral, y la cresta ilíaca que es el  hueso que forma el relieve de nuestra cadera.)

 

Los músculos: glúteos superiores e inferiores, gemelos de la cadera. Las arterias, venas, ganglios linfáticos y  NERVIOS (GLÚTEOS, CIÁTICO, PUDENDOS).

 

Para observar mejor los esquemas hacer clic sobre cada uno de ellos

 

 

Es por esta razón, que a veces creamos que todos los problemas a este nivel (por ejemplo una contractura muscular), son, como primer diagnóstico, una ciática cuando en realidad es un problema muscular en la nalga, de un músculo que cuando se engrosa en reposo (por haberse contraído y acortado activamente) puede aplastar y comprimir las estructuras que tiene alrededor, y que salen de la pelvis con él, como son vasos y nervios,  provocando ese dolor característico en la nalga.

 

Estos nervios que comprime el Músculo Piramidal cuando se hace más grande,  son los que dan sensibilidad y hacen funcionar a los músculos del muslo y la pierna, de ese lado, por lo que si los comprime nos dará dolor  en glúteo, inguinal y  la parte posterior del muslo.

 

El Piramidal tiene función de rotador externo de la cadera (la rota hacia afuera) y  abducción (separa la pierna hacia afuera). Es un músculo muy utilizado tanto en la carrera como en todas las actividades pedrestes. Requerido en la zancada amplia (sobretodo en series, competición, etc.) y en los impactos (terrenos duros, irregulares, etc.).

 

*      ¿CÓMO ES EL DOLOR DEL SÍNDROME PIRAMIDAL?

 

Ø      Se trata más de una fuerte molestia que de un verdadero dolor en la zona de la nalga, que puede extenderse por la cara posterior del muslo, pero sin sobrepasar la rodilla, en los dos tercios superiores del muslo. A veces es como un “hormigueo” o “acorchamiento”, también como un “mordisco” o puede ser “punzante” “latigazo” “quemazón” y otras como un dolor “sordo” o inespecífico en la nalga.

 

Ø       Puede haber un dolor referido por lo que se llaman PUNTOS GATILLO del músculo, esto es, al aplastarse los nervios y vasos contra el agujero ciático mayor puede dar dolor en la región lumbar, nalga y parte posterior del muslo.

 

  (En punteado la zona donde  puede dar dolor el Síndrome del

 Piramidal. En rojo los puntos  “gatillo”, al apretarlos nos duele)

 

Ø      Hace que cuando estemos sentados cambiemos con frecuencia de posición para aliviarnos.

Ø      Dificultad para cruzar el muslo afectado sobre la otra rodilla.

Ø      Las lumbalgias, que son frecuentes en procesos de verdaderas ciáticas, en este síndrome no suelen aparecer.

Ø      El dolor aumenta si permanecemos sentados, de pie y en la carrera o la marcha. Cuando nos levantamos desde la posición sentado.  También si conducimos, o        estamos sentados largo rato sobre una superficie dura, así como permanecer de pie durante espacios prolongados de tiempo y llevar cargas o pesos.

Ø      El dolor aparece al separar las piernas.

Ø      La maniobra de Lasègue, que consiste en: tumbado sobre la espalda, elevamos una pierna hacia la vertical, raramente es dolorosa, y en una ciática clásica casi siempre       duele.

Ø      Cuando estamos tumbados boca arriba, el pie del lado afectado suele estar más rotado hacia fuera.

Ø      Las RADIOGRAFIAS lumbares son normales con frecuencia, y en la ciática verdadera encontramos alteraciones de los discos intervertebrales.

Ø      Con frecuencia encontramos un acortamiento de la pierna del lado del Piramidal lesionado.

 

 

*      ¿Cuáles SON LAS CAUSAS QUE DESENCADENAN EL DOLOR EN EL MÚSCULO PIRAMIDAL? ¿Cómo SE ACTIVAN LOS PUNTOS GATILLO?

 

Si nos centramos en el EJERCICIO DE CORRER: ¿Qué hace el Piramidal cuando lo forzamos?: durante la carrera puede sobrecargarse, por provocar una fuerte contracción excéntrica para frenar una rotación interna vigorosa y/o rápida del miembro en carga, sobre el que nos apoyamos. Provocando una contractura del mismo, y el consecuente dolor.

 

En un entrenamiento mal realizado, el piramidal estará sobreutilizado, se  agota y no puede recuperarse provocando una contractura que nos provoca el dolor anteriormente descrito.

 

Otras veces, por tener un músculo Piramidal acortado.

 

Y sobretodo, lo que más nos interesa: la SOBRECARGA DE ENTRENAMIENTO,  CORRER EN SUELOS DUROS, NO HACER ESTIRAMIENTOS, no hemos de olvidar que es uno de los músculos “papelera” del organismo, esto quiere decir que tiene tendencia a almacenar todas las toxinas y desechos que pasan por él.

 

 

OTRAS CAUSAS:

 

·                    Hiperpronación del pie.

·                    Una inyección intramuscular mal puesta.

·                    Por sobrecarga aguda, como cuando se evita una caída.

·                    Las posturas forzadas: permanecer de pie apoyados sobre un solo pie, sentarse con las piernas cruzadas, sentarse sobre un solo pie.

·                    Conducir coche: por la sobrecarga mantenida de la cadera en flexión y abducción (piernas separadas).

·                    Un traumatismo: caídas, fracturas de fémur, etc. O directamente al golpearse la nalga sobre el músculo piramidal, con un objeto duro.

·                    Infecciones, malformaciones óseas de la pierna.

·                    Problemas generales de actitud: escoliosis, una pierna más larga que la otra, torsión de la pelvis, desequilibrio muscular.

 

*      ¿CÓMO SE LLEGA AL DIAGNÓSTICO?

 

El Traumatólogo, el Especialista en Unidad del Dolor, Unidad de Columna, Medicina del Deporte, etc. Nos hará una EXPLORACIÓN MANUAL de la zona en profundidad, de las nalgas, a través del músculo glúteo mayor, y  si es necesario,  por dentro de la pelvis mediante exploración rectal o vaginal. Para completar el estudio (no necesariamente) puede que proceda  realizar una RX en carga para eliminar la posible causa de una dismetría (diferente tamaño) de las extremidades inferiores o asimetría en la columna lumbar, o incluso con una gammagrafía ocasionalmente, nos puede mostrar la zona donde tenemos activado ese dolor.

 

Es más fácil de diagnosticar, cuando el dolor está localizado en la nalga y parte posterior de la cadera, como un mordisco o molestia fuerte, que cuando va hacia la pierna o zona lumbar.

 

Esta Pseudociática” del músculo piramidal es menos molesta y dolorosa que una verdadera ciática, que tendría como origen una hernia discal a nivel lumbar (por ejemplo), el proceso de éste síndrome es totalmente reversible, a condición de que el tratamiento sea el correcto.

 

*      PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO MÉDICO

 

Primero, estudiamos la CAUSA DEL SINDROME PIRAMIDAL, si es de origen mecánica o fisiológica, es decir, si es por un defecto en la carrera, por las zapatillas, por una alteración morfológica en el corredor.

 

SI DIAGNOSTICAMOS UN PROBLEMA ANATÓMICO, deberemos tratarlo primero:

 

  • Si existe una pierna más larga que la otra (demostrado por radiografía). Corregiremos esta causa, a veces con un alza es suficiente.
  • Hiperpronadores: corregiremos con plantillas correctoras del valgo o con zapatillas.

 

SI ES POR UN PROBLEMA DE ESTRÉS POSTURAL

 

  • Conducir o permanecer sentado o de pie: al conducir pararemos a pasear de vez en cuando. Utilizaremos una mecedora para sentarnos, y si no tenemos cambiaremos con regularidad la postura al estar sentados.

 

  • Aprender a levantarnos, sentarnos, vestirnos, etc. también es importante.

 

  • Dormir de lado con una almohada entre las rodillas.

 

 

PREVENCIÓN EN LA PRÁCTICA DE LA CARRERA:

  • Elegiremos la zapatilla adecuada al terreno, amortiguación, a nuestra talla, peso, etc.
  • Modificación de la zancada.
  • Entrenamiento: Tipo de terreno (evitaremos duros), intensidad (la disminuiremos), fraccionar  (limitar)
  • Suprimiremos las causas que hagan que reaparezca el dolor, como entrenamientos intensivos sobre terreno duro, series, cambios de ritmo, correr cada día.
  • Intentar parar unos días  (dependiendo de la gravedad del dolor), evitaremos largos trayectos en coche, la posición sentado largo rato, la posición de pie mantenida mucho tiempo.
  • Vaciar el organismo de toxinas acumuladas: bebiendo agua en abundancia (1,5L a 2L de agua por día), disminuiremos la ración de carne roja a cada dos días, evitaremos los alimentos de difícil digestión, los platos con salsas, etc.
  • Estirar la musculatura.
  • Fortalecer Abdominales (sobre todo transverso abdominal y oblicuos) y Lumbares.

 

 

 

*      CUIDADOS PREVENTIVOS: EL ESTIRAMIENTO DEL PIRAMIDAL

 

 

 

 

 

AUTOTRATAMIENTO: con una pelota de tenis, para la liberación por presión del músculo piramidal. La pelota se sitúa lo suficientemente lateral (anterior) para evitar al nervio ciático.

 

Otra forma de estirar el músculo Piramidal:

 

AUTOESTIRAMIENTO ESPECÍFICO: Por ejemplo del lado derecho (d). La cadera d Se flexiona casi a 90º, con el pie d sobre la camilla, para aducir la cadera se ejerce presión hacia abajo con las dos manos (flechas), una sobre el muslo y la otra sobre la pelvis, tirando en sentidos opuestos. A continuación. Para realizar la relajación, intentaremos separar la cadera empujando suavemente con el muslo contra la mano izquierda unos segundos, tras esto, relajamos y desplazamos suavemente el muslo hacia la aducción de la cadera, con esto elongamos gradualmente el músculo piriforme.

 

 

 

 

 

 

ESTIRAMIENTOS GENERALES DEL MÚSCULO PIRAMIDAL – ZONA GLUTEA – ESPALDA

 

Los ESTIRAMIENTOS, en general, deben hacerse de forma relajada, manteniendo la atención en los músculos que estamos estirando. Después de entrenar es obligatorio hacerlos. Siempre sin forzar el movimiento hasta el dolor, ya que NO HAY BENEFICIO CON DOLOR. Cuando notemos una tensión moderada, mantendremos la posición durante 10 a 20 segundos, tras esto relajaremos la postura para volver a estirar.

 

¿Y la RESPIRACIÓN? : expulsaremos el aire al doblar el cuerpo hacia delante, y después respiraremos lentamente durante el estiramiento (si durante el estiramiento no doblamos el cuerpo, respiraremos lentamente).

 

El Síndrome Piramidal tan frecuente en fondistas, debemos prevenirlo (estiramiento) y evitaremos todos los factores que puedan desencadenar el dolor, es mejor perder unos minutos en estiramientos después de cada entreno, que un tratamiento que puede llegar a ser largo, doloroso e invalidante.

 

 

ESTIRAMIENTOS ANTES DEL ENTRENAMIENTO O ACTIVO-DINÁMICOS

 

Además de los estiramientos o técnica de carrera que utilicemos habitualmente, haremos los siguientes ejercicios:

 

 

 

 

 

 

Antes del entrenamiento

haremos este estiramiento,

10” y efectuaremos unos

saltos rápidos con los

pies juntos en el sitio

durante 10” más. (Con cada

pierna)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Posteriormente, haremos

Estos estiramiento 10” y

haremos 10” más de técnica

de carrera, talón-nalga.

 

 

 

ESTIRAMIENTOS DESPUES DEL ENTRENAMIENTO O PASIVOS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

FORTALECIMIENTO DE LA ZONA GLUTEA

 

 

 

OTROS TRATAMIENTOS

 

·        El MASAJE TERAPÉUTICO (en este caso puede considerarse como una técnica de estiramiento localizado), ultrasonidos, diatermia de onda corta,  solos o combinados, también ayudan a relajar el músculo, osteopatía, manipulaciones, (el tratamiento Osteopático nos descongestionará el músculo. La efectividad del estiramiento y del masaje, depende enormemente de la cantidad de relajación que consigamos antes y durante la elongación del músculo).

 

  • Calor seco, esterilla eléctrica (no más de 15’), pomadas de efecto calor.

 

  • HOMEOPATÍA: Cuprum Metallicum 5ch, Arnica Montana 9ch, Bryonia alba 7ch, Paris quadrifolia 9ch, Hypericum perforatum 9ch, Ammonium muriaticum 7ch. Spascupreel, Sportprax, Colocynthis 9ch, Atropinum 9ch.

 

·        FITOTERAPIA: Infusiones: valeriana, espino blanco, Pasiflora, camomilla, harpagofito. Plantas de uso externo: angélica, árnica, ajo, castaño de Indias, caléndula, camomila, Romero, Tomillo, Menta, melisa, Jengibre, Enebro, Ciprés, Lavanda, Laurel, Hiedra, Orégano; trementina. En emplastos: Árnica, sauce, arcilla jengibre y miel. También emplastos de fresno.

 

·        OLIGOTERAPIA: Cobre, Magnesio, Manganeso, Cobalto, Potasio. Si hay espasmo muscular importante: Fósforo.

 

·        Si no mejora, un tratamiento con infiltraciones en la UNIDAD DEL DOLOR puede ser efectivo, se llama procedimiento de INFILTRACIÓN Y ESTIRAMIENTO.

 

*      DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL

 

Lesiones que comprimen el nervio ciático: infecciones, tumores.

Quiste de grasa en el sacro

Hernia Discal

Síndromes facetarios, sacroilitis.

 

 

 

Dra. Yolanda Puentes Zamora

 

 

 

 

AGRADECIMIENTOS:

 

Dr. David Pastrana Goñi. Unidad del Dolor. Hospital ASEPEYO. Sant Cugat.

Modelos (Atletas Fondistas): Clara Forradellas y Pedro A. Segura.

Fotocolor Anna Ruiz Manuel.

Y a los imprescindibles consejos y enseñanzas de informática (Word, Explorer, etc) de Andreu Ballbé.

 

 

Bibliografía más destacada:

 

- Estirándose. Bob Anderson. Editorial integral. 1990.

- Hallin RP: sciatic pain and piriformis muscle. Postgrad Med 74: 69-52. 1983.

- Medicina del Deporte, prevención, tratamientos, homeopatía y nutrición. Ferret, Kolexkar. Ed CEDH. 2004.

- Myofascial Pain and Dysfunction. The Trigger Point. Manual the Lower Extremities. Travell 8 Simons. Ed. Lippincott  Williams Wilkins.  2ª edicion.1999.

- Pace JB, Nagle D: Piriform syndrome. West J Med 124 : 435-439, 1976.

- Sobotta. Atlas de Anatomia Humana.  Ed.Panamericana. 19ª edición. Volumen 2. 1990.

- Stein JM, Warfield CA: Two entrapment neuropathies. Hosp Pract: 100A-100P, January 1983.

- Steiner C, Staubs C, Cannon M, et al: Piriformis syndrome:pathogenesis, diagnosis and treatment, J Am Osteoptath Assoc 87 :318-323,1987.

- Terapéutica Homeopática, Jouanny, Grapanne, Dancer, Masson. Ed CEDH, 3ª edición 2004.

- Wyant GM : hronic pain syndromes and their treatment. III. The piriformis syndrome. Can  Anaesth Soc J 26: 305-308, 1979.